Endodoncia Mecanizada

Tratamiento de conducto o Endodoncia

El tratamiento de conducto, también llamado endodoncia representa un tratamiento de suma importancia para evitar la pérdida de las piezas seriamente dañadas y comprometidas, logrando de esa forma conservarlas en la boca una vez que han sido rehabilitadas, y que de otra manera tendrían que ser extraídas.
La endodoncia es un tratamiento terapéutico perteneciente a la odontología que se dedica a tratar la pulpa dentaria (infecciones radiculares, caries profundas, fracturas, etc).
Consiste en la extirpación parcial o total de la pulpa (nervio), limpiando interiormente el diente.
La endodoncia se practica en casos graves, cuando la lesión es bastante profunda y la solución para reparar la zona es la extirpación.
La causa principal ante la aparición de esta patología es la caries.
Los hábitos rutinarios (fumar), la dieta (excesivo consumo de alimentos azucarados), la morfología del diente, la falta de una exhaustiva limpieza bucodental son los factores que se involucran en la aparición de la caries.
 
 

Las Endodoncias son procedimientos totalmente necesarios para evitar que se extiendan las bacterias y puedan causar enfermedades graves y, por tanto, son tratamientos totalmente imprescindibles para la recuperación de tu salud bucodental así como las funcionalidades de ésta. Nuestras medidas en endodoncia son fundamentales para la conservación dental.
Gracias a la amplia gama de métodos así como la innovación e incorporación de sistemas e instrumentos de última tecnología esta disciplina ofrece resultados óptimos con medidas sencillas, rápidas y sin dolor.


 
En I-Denta disponemos de las técnicas y de los sistemas más modernos para proporcionar la total seguridad, confort y resultados a nuestros pacientes.
La eficacia y eficiencia de nuestros tratamientos gozan de muy buenas expectativas, con casi el 100% de éxito.
Ante cualquier duda sobre esta patología consúltanos y te asesoraremos en todo lo que necesites.